Chacareros, pequeños y medianos productores pasan a tener quien los represente y apoye en la gran Ciudad. Don Julio, tal como todos lo conocían, con inestimable e incondicional apoyo de sus hermanos Don Juan Regino, Don Defendente y Don Carlos José junto a sus cuñados Don Carlos Magliano y Don Héctor Nervi, comienzan la actividad consignataria en un local de la calle Garay en el barrio porteño de Constitución.

Eran tiempos en los cuales las familias se reunían y emocionaban en torno de la radio, mientras que el ferrocarril avanzaba por todo el territorio nacional, no-solo acortando distancias, sino también generando a su paso nuevas poblaciones y desarrollo económico.

Ya en la época de 50, con un mundo que recuperaba paulatinamente sus fuerzas, Colombo y Magliano S.A., reafirma un lugar predominante en la comercialización de hacienda ovina, lanas y cueros, para que años mas tarde abra sus puertas al mercado internacional, exportando importantes volúmenes de hacienda lanar a Grecia y Medio Oriente.

En la constante búsqueda de nuevos mercados, en los años 70 continua la expansión de la Empresa, ahora hacia el norte del país, para alcanzar poco tiempo después, dimensión nacional, pero manteniendo y superando una fuerte presencia en el Mercado Nacional de Haciendas de Liniers, centro formador por excelencia de precios y punto cardinal del quehacer ganadero.

La pasión por el campo, unida a la claridad en los objetivos y la firme decisión de concretarlos, han permito a los socios de Colombo y Magliano S.A., que la Empresa desarrollara sólidas raíces para soportar los fuertes y cambiantes vientos que soplaban en el país, y particularmente en el sector que abrazaron apasionadamente, dedicándoles sus sueños, tiempos y esfuerzos.

El sólido crecimiento de la Empresa y la vocación de sus integrantes por ofrecer un servicio personalizado al sector productivo, determinaron su actual organización, que por medio de su Casa Central, y una amplia red de Agentes y Representantes distribuidos en puntos neurálgicos del interior del país, cubre un amplio abanico de servicios y necesidades para sus mas de 10.000 clientes.

El contacto habitual con compradores y vendedores, facilita la fluidez y el éxito en los negocios que se realizan por intermedio de la Empresa.

Mas de 74 años de experiencia y permanencia ininterrumpida acreditan a Colombo y Magliano S.A., como lideres en negocios agropecuarios y en la venta de establecimientos rurales.

La Casa es punto de referencia obligado para quien evalúe la posibilidad de efectuar una excelente inversión en el campo argentino.

La tercera generación de aquellos aventureros, Elvio Colombo, Néstor Héctor Nervi, Carlos José Colombo (h), Julio Cesar Colombo y Juan Carlos Guzmán Colombo, mucho han debido esforzarse y capacitarse para mantener a la Empresa en el lugar de privilegio que ocupa. A estos seguidores del claro rumbo marcado por los socios fundadores y sus seguidores, ya se ha incorporado la cuarta generación de una misma familia como son el Ing.Juan Pedro Colombo y Carlos Colombo (h) con un mismo fin y objetivo, mantener la posición de privilegio y liderazgo de la Empresa y la misma vocación de servicio y eficiencia, señas distintivas de Colombo y Magliano S.A.

Hace tiempo y acompañando a los avances tecnológicos, ha ingresado en la era informática, pero siempre respetando y cumpliendo con los legados de los mayores, honrando la palabra, llevando a cabo cada operación personalmente y de manera artesanal. El comercio electrónico es hoy una realidad insoslayable, y por ello también estamos con él, porque queremos continuar como ayer, a la vanguardia y siempre al servicio del hombre de campo.

Importantes lotes de hacienda, son consignados diariamente al Mercado de Liniers, destacándose dentro de las primeras casas consignatarias en recibo y colocación de vacunos a la Industria Frigorífica y Supermercados, estando en manos de los directores Sres. Néstor Héctor Nervi Colombo, Carlos José Colombo (p) y Carlos Colombo (h) la responsabilidad de dicha tarea, así como también la colocación de lotes con destino a faena y/o en forma particular.

La comercialización de hacienda de invernada tanto en ventas particulares como en Remates Ferias, tiene en otros directores como los Srs. Elvio Colombo, Julio Cesar Colombo y actualmente la incorporación del Ing. Juan Pedro Colombo a sus responsables más directos, operando desde la Casa Central y con el aporte de una importante red de agencias y sucursales.

También Julio Cesar Colombo colabora intensamente en el área administrativa, siendo el martillero habitual en los remates de Invernada, especialmente en la cuenca del Salado, el Litoral y el Noreste.

Elvio Colombo, se especializa en la venta de inmuebles rurales, ventas de invernada y algunos remates especiales de reproductores, estando también a cargo del área financiera de la Empresa y dado su carácter de presidente de la Empresa, coordina la relación dentro del grupo.

El Invernador tiene el medio para poder abastecerse de animales para engorde, cancelando muchas veces sus obligaciones con venta de hacienda gorda.

El criador puede tener la oportuiniad de compra de vientres y toros teniendo la opción de cancelar sus compras con la producción de sus propios terneros.

Esta completa especialización en el área ganadera, aprovechando el sólido conocimiento de mas de 74 años de actividad sumado a las relaciones establecidas a lo largo de tantos años, constituyen a Colombo y Magliano S.A., en una interesante alternativa para que el hombre de campo confíe en sus servicios, con bajos costos, con tecnología moderna, con respaldo patrimonial, en plena armonía con un eficaz grupo de colaboradores y especialmente con la atención personalizada de sus directores y que habitualmente trascienden los vínculos de una relación puramente comercial.

Colombo y Magliano S.A., una empresa con nombre propio y más de 74 años al servicio del productor agropecuario.